Los juegos de mesa pueden ser una buena herramienta para aprender inglés. Practicar vocabulario, conocer nuevas palabras y seguir mejorando la pronunciación no tiene por qué estar ligado con ejercicios repetitivos y aburridos. Al contrario, puedes utilizar los juegos de mesa para pasar un rato divertido y al mismo tiempo avanzar en el aprendizaje del idioma.

En este listado te mostramos algunos de los juegos más recomendados para aprender inglés, tanto para niños como para adultos. Algunos están más enfocados al vocabulario y a jugar con las palabras, mientras que otros te ayudarán especialmente a que practiques la conversación y desarrolles mayor fluidez. Muchos de estos juegos de mesa son utilizados por profesores de inglés de todo el mundo para que sus alumnos mejoren sus habilidades a la vez que se divierten y se relacionan entre ellos.

Hemos procurado recoger distintos tipos de juegos para que cualquier estudiante de inglés tenga opciones disponibles, independientemente de si su nivel de inglés es bajo, intermedio o avanzado.

Deja de lado los libros de gramática y acércate al tablero. ¡Aprende inglés mientras juegas!

 

7 juegos de mesa para aprender inglés

 

APPLES TO APPLES

Ranking: 5,9
Jugadores: 4-10
Duración: 30 min
Edad: 12+

Este es uno de los juegos más recomendados para aprender inglés y más utilizados por los profesores en sus clases, ya que pueden jugar hasta 10 jugadores y además es muy flexible respecto al nivel de los estudiantes. Pueden jugar con este juego desde los niveles principiantes a los más avanzados.

Es un juego de cartas en el que los jugadores tendrán que buscar la carta que mejor combine con la propuesta. Por ejemplo, la carta del juez puede ser “aterrador” y los jugadores tendrán que elegir entre sus cartas la que esté más relacionada con este término.

Aunque la mecánica es sencilla, es un juego muy divertido porque se pueden crear unas combinaciones de cartas muy originales, creativas e incluso ridículas, por lo que las risas están aseguradas.

En cada carta, el jugador encontrará definiciones y sinónimos que le ayudarán a entender lo que significa esa palabra, por lo que es un juego excelente también para las personas que están empezando a aprender inglés. Es ideal para ampliar vocabulario, practicar la forma de describir un objeto y ayudarte a dar explicaciones.

 

SCRABBLE

Ranking: 6,3
Jugadores: 2-4
Duración: 90 min
Edad: 10+

El Scrabble es uno de los juegos clásicos que se utiliza como herramienta de aprendizaje del inglés. Durante la partida, tendrás que utilizar las fichas con letras para colocarlas en el tablero a modo de crucigrama y formar palabras. En función de dónde se coloquen y de las letras utilizadas recibirás una puntuación mayor o menor.

La ventaja de este juego es que se puede jugar independientemente del nivel de inglés ya que para los jugadores menos avanzados puede permitirse el uso del diccionario o de hojas de ayuda con palabras. Para hacerlo más divertido también puede jugarse al Scrabble temático, eligiendo un tema amplio como deportes, por ejemplo.

 

BANG!

Ranking: 6,5
Jugadores: 4-7
Duración: 20-40 min
Edad: 8+

Las balas vuelan: los forajidos quieren cazar al sheriff, el sheriff quiere cazar a los forajidos y el renegado conspira en secreto. Este juego de cartas te traslada al antiguo Oeste donde tendrás que aprovechar tus habilidades para esquivar las balas y ganar la partida.

Es un juego de mesa dinámico y muy divertido que puede servir también como herramienta para mejorar tu inglés. Para ello será necesario incluir algunas reglas adicionales como leer las cartas en voz alta y explicar lo que vas a hacer en inglés. Un método alternativo y original de practicar el lenguaje hablado y la conversación.

 

TABOO

Ranking: 6,3
Jugadores: 4-10
Duración: 20 min
Edad: 12+

Tabú puede ser una gran forma de practicar vocabulario y mejorar tu nivel de inglés. Los jugadores reciben una carta con una palabra y deben describirla en inglés al resto de su equipo pero no pueden utilizar ninguna de las palabras prohibidas.

La clave para ganar este juego está en la creatividad, el uso de las descripciones y los sinónimos para explicar lo que quieres decir de forma diferente. Un desafío donde tendrás que exprimir tu vocabulario y conseguir que tu equipo adivine tu palabra antes de que acabe el tiempo.

 

ONCE UPON A TIME

Ranking: 6,5
Jugadores: 2-6
Duración: 30 min
Edad: 8+

Once upon a time es un juego con una larga tradición en la enseñanza de inglés como lengua extranjera. Es un juego de cartas en el que los jugadores crearán una historia a través de las cartas con elementos y personajes. Aunque no es un juego competitivo, ya que no hay perdedores, puede ser muy divertido y estimula la creatividad.

Respecto al inglés, es bueno para practicar tiempos narrativos y ampliar vocabulario. Si tenéis un nivel básico del idioma, podéis jugar sin las cartas de interrupción y que cada persona juegue solo una carta en su turno.

 

BALDERDASH

Ranking: 6,4
Jugadores: 2-6
Duración: 60 min
Edad: 12+

Balderdash es un juego indicado para personas con nivel intermedio o avanzado de inglés. Los jugadores reciben una tarjeta con una palabra poco conocida y deben escribir una definición falsa de la palabra con la esperanza de que los otros jugadores crean que es la definición verdadera.

Así que Balderdash no es solo un juego de palabras, es también un juego de habilidad para transmitir seguridad y convicción en tus explicaciones. Es una forma excelente de ganar fluidez y confianza en la conversación oral, ganar vocabulario y mejorar tu nivel de inglés hablado.

 

QUESTION QUEST: THE LANGUAGE CARD GAME

Ranking: 6,8
Jugadores: 2-6
Duración: 30 min
Edad: 12+

Question Quest es un juego de cartas diseñado específicamente para ayudar a fomentar la conversaciones entre los estudiantes de inglés.

El juego recrea un mundo de fantasía donde aprender idiomas en medio de aventuras, emoción y juego estratégico. El diseño de las cartas es fantástico con un look estilo manga muy atractivo.

Los jugadores consiguen puntos de cristal al contestar preguntas correctamente o al hacer preguntas que sus oponentes contesten incorrectamente. Una forma creativa de practicar la gramática y el inglés conversacional.